MENÚ

Blog

RAIS Hogar Sí / Blog  / #EncerradosEnLaCalle

#EncerradosEnLaCalle

¿Sabías que miles de ciudadanos están encerrados en la calle?

En España 31.000 personas viven sin hogar, atrapados por la indiferencia, la desigualdad y el odio. Son ciudadanos, con nombres y apellidos, con duras historias de vida que evidencian las graves deficiencias de un sistema democrático que no logra proteger los derechos humanos de todos ni garantizar una vida digna para miles de personas en riesgo de exclusión social y residencial.

Esta preocupante realidad se llama sinhogarismo. Y refleja crudamente las situaciones de desigualdad económica y exclusión social que produce la pobreza. Se trata de un problema estructural y complejo, pero que tiene soluciones reales y alcanzables. Si se unen la voluntad política, la eficiencia económica y el compromiso social se puede acabar con el sinhogarismo y las graves vulneraciones de derechos que conlleva.

No hablamos de una utopía, de la calle sí se puede salir. Distintas experiencias internacionales, como los casos de Francia y Finlandia, lo demuestran cada día, desarrollando políticas intersectoriales e innovadoras que priorizan el acceso a una vivienda digna y ponen en el centro la autonomía de las personas como sujetos de derecho.

En España, en gran parte gracias al trabajo de la sociedad civil organizada, el fenómeno del sinhogarismo está adquiriendo relevancia y entrando de forma progresiva en la agenda pública. Gobiernos autonómicos como el de la Comunidad de Madrid y ayuntamientos como los de Barcelona, Madrid y Zaragoza ya cuentan con políticas públicas sobre esta problemática. Y, a nivel nacional, desde el año 2015 contamos con la Estrategia Nacional Integral de personas sin hogar como instrumento fundamental para erradicar el sinhogarismo.

Esta estrategia debe ser adecuadamente desarrollada e implementada, utilizando un enfoque de derechos humanos y asegurando una dotación presupuestaria suficiente para su cumplimiento. Los Presupuestos Generales de 2019 pueden suponer una oportunidad histórica para ello, incluyendo recursos para prevenir el sinhogarismo y garantizar el acceso a la vivienda de las personas sin hogar.

En mayo de 2019 se celebrarán elecciones municipales, autonómicas y europeas. Y en estos ámbitos de gobierno también son fundamentales compromisos tangibles que contribuyan a luchar contra el sinhogarismo y a proteger los derechos humanos de las personas sin hogar. La incorporación de las personas sin hogar como colectivo prioritario en los planes autonómicos y municipales de vivienda y la inclusión de la aporofobia en las políticas europeas contra la discriminación y los delitos de odio son medidas urgentes y necesarias.

Ahora ha llegado el momento de concretar los compromisos. Las personas sin hogar deben ver garantizados plenamente sus derechos como ciudadanos de un Estado democrático. En RAIS tenemos la profunda convicción de que es posible lograr que nadie viva en la calle. Nuestra democracia no puede ni debe tolerar más desigualdad.

Construyamos un país más justo. Hagámoslo ahora. Si tú también quieres sumarte al llamamiento, firma ahora en www.raisfundacion.org/encerrados

Hogar, Sí.

Luis Perea, director de la Unidad de Causa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies