MENÚ

Blog

RAIS Fundación / Blog  / Housing first, What´s second?

Housing first, What´s second?

RAIS es una organización que existe para que ninguna persona viva en la calle.  Esta frase tan sencilla resume la misión de nuestra organización que desde 1998 tiene el foco en las personas sin hogar con mayores necesidades de apoyo. Hace ahora 4 años nos interesamos por un método de trabajo que estaba poniendo solución al fenómeno del sinhogarismo en múltiples países del mundo. Durante estos 4 años nos hemos empeñado en replicar este modelo de trabajo en España y conseguir un éxito similar al que ha demostrado ya en Canadá, EEUU, Portugal,  Francia, Bélgica, Dinamarca o Finlandia. El método se llama Housing First (HF) y es, como todo lo revolucionario e innovador,  simple: proporcionar a las personas sin hogar con más dificultades, directamente, como primer paso y de modo permanente e incondicional una vivienda. Una vez en ella un equipo profesional les proporciona el apoyo que demanden durante el tiempo que sea necesario. Housing First está funcionando y va a ser capaz de conseguir que ninguna persona viva en la calle, pero el fenómeno del sinhogarismo es más amplio y por eso a la vez que luchamos por generalizar el modelo en nuestro país nos preguntamos, ¿y después?…

Housing first, what´s second? Fue precisamente el título de una conferencia de FEANTSA (Federación Europea de Entidades que trabajan con personas sin hogar) que me parecia muy atractivo como encabezamiento de este post. Durante los últimos 25 años en EEUU y Canadá, los últimos 12 en Europa y los últimos 4 en España – a través del proyecto hábitat de RAIS – el modelo Housing First ha demostrado ser una solución para aquellas personas sin hogar que no estaban accediendo a los sistemas tradicionales de atención. Además la experiencia HF ha provocado un movimiento que,  en los países más avanzados de Europa (Finlandia y Francia),  está fraguando en una apuesta decidida por incorporar a las políticas sociales el objetivo de erradicar el “sinhogarismo”. Los recientes datos de reducción del singhogarismo en Finlandia y el anuncio del presidente Macron de la puesta en marcha de un plan para la erradicación del sinhogarismo en Francia  demuestran que la aplicación metódica de HF, la evaluación de sus resultados y el análisis de los datos obtenidos están generando el conocimiento suficiente para, por fin, hacer planteamientos de solución (que no de gestión asistencialista) del problema. El cambio es realmente profundo a todos los niveles y esta generando que por primera vez en muchos años podamos plantearnos una sociedad europea sin que nadie se vea obligado a vivir en las calles. Housing first es una solución consolidada para aquellos perfiles de personas que necesitan más apoyos y permanecen de modo estable en las calles de nuestras ciudades, pero ¿es Housing first la clave para erradicar el sinhogarismo? Conseguir que ninguna persona viva en la calle es posible con HF, pero quizá no  es suficiente para terminar completamente con el problema social del sinhogarismo. Sin embargo el desarrollo de HF nos ha dado las claves para conocer los retos  fundamentales para solucionar el problema definitivamente. En palabras de su Fundador HF debe ser un Caballo de Troya en la batalla por la erradicación del sinhogarismo y el primer paso a dar.  Housing first, What´s second?:

Incrementar el conocimiento: El incremento de evaluaciones – especialmente en los programas Housing first –, recuentos nocturnos, y la incorporación de estadísticas oficiales sobre el fenómeno (el INE en el caso de España elabora dos encuestas sobre esta población) parece indicarnos que el sinhogarismo no es un fenómeno uniforme, sino que existen varios perfiles diferenciados de personas sin hogar, que responden a soluciones distintas. Es lógico pensar  que los caminos de mujeres y hombres para llegar a este fenómeno no son uniformes y que, por tanto, las soluciones deben ser distintas. Los estudios parecen decirnos que pasa lo mismo con otras variables o con la conjunción de algunas variables que se repiten configurando perfiles específicos.  Avanzar en este camino sería fundamental para planificar soluciones adaptadas.

Incorporación a la política real (la que cuenta con presupuesto): En los últimos años han proliferado las estrategias e iniciativas políticas para el abordaje del sinhogarismo, lo que constituye una excelente noticia. Sin embargo, aquellas estrategias que están demostrando en Europa ser eficaces son las que se convierten en planes y cuentan con presupuestos plurianuales para el despliegue de sus medidas. En España contamos con la Estrategia Nacional Integral para las Personas Sin Hogar (ENISPSH) aprobada por el gobierno estatal en 2015 que no cuenta con presupuesto propio. Desde RAIS hemos hecho una propuesta a todos los grupos políticos en este sentido que ha coincidido con la aprobación por unanimidad de una Proposición No de Ley  presentada por el PSOE solicitando presupuesto específico para la misma. Sin financiación, los planes no dejan de ser listados de buenas intenciones. HF contribuye a estos planteamientos pues genera evidencias que soportan las propuestas y permiten monitorizar la inversión propuesta y asociar resultados a la misma.

Movilización ciudadana: pasar de ser un fenómeno a convertirse en una causa es un reto pendiente del sinhogarismo. La movilización de la sociedad en torno a una causa aumenta el conocimiento sobre la misma y disminuye los estereotipos, protege a las personas afectadas de sufrir discriminación, delitos de odio y agresiones. Además facilita el trabajo de las instituciones y promueve la presentación y puesta en marcha de iniciativas políticas. La sociedad movilizada se convierte en un aliado poderoso para la solución de problemas sociales.

Incorporación de la vivienda como derecho y principal “inclusor”: El empleo es, hasta ahora, la solución proporcionada por los poderes públicos – y así lo entiende la sociedad –  para superar los procesos de exclusión. HF está demostrando que, en determinados perfiles que están muy alejados del mundo del empleo, la vivienda es un inclusor de primer orden que puede conseguir una rápida normalización de personas con altas necesidades de apoyo. Es urgente el debate sobre la incorporación de la vivienda como derecho subjetivo (y reclamable) y la incorporación de los departamentos de vivienda como actores principales en las políticas sociales.

La prevención: Poco o nada se ha hecho en este campo, para evitar que las personas caigan en la espiral que conduce a la calle. Para erradicar definitivamente el problema hay que proporcionar una solución estable a quienes están sin hogar,  pero también evitar que caigan más personas en esta realidad. Sabiendo que la media de permanencia en la red de personas sin hogar en la ciudad de Madrid, por ejemplo, se acerca a 7 años, parece que tendría sentido invertir al menos, la mitad del dinero que cuesta mantener a una persona 7 años en la red, en que no entre en el circuito. Conseguiríamos una persona sin hogar menos y 3,5 años de gasto ahorrado.

Los nadies llamaba Eduardo Galeano a los pobres de entre los pobres.  HF funciona para el 85% de las personas a las que se dirige lo que sin duda constituye un porcentaje de éxito incomparable en política social, pero ¿qué pasa con ese 15% restante?. Del mismo modo que HF nació para dirigirse a aquellas personas para las que la solución tradicional no funcionaba, debemos centrar nuestros esfuerzos en aquellos para los que HF no funciona y seguir probando nuevos métodos, por pocos que sean la erradicación del sinhogarismo no será completa sin ellos.

Conocimiento, financiación, activismo, derechos, innovación y prevención parecen por tanto conformar ese segundo paso del camino que hemos iniciado con Housing first. Como diría una buena amiga y compañera extremeña: ¡¡¡Una cosina, de na!!!

Ahora,  el premio merece la pena.

Ninguna persona viviendo en la calle.

Desde RAIS estamos en marcha y vamos lanzados a por ello. ¿Nos ayudas?


José Manuel Caballol. Director General de RAIS.