RAIS Fundación

Implícate
RAIS Fundación
Hazte socio

Día Mundial de la Salud

Compartir: 

compartir en facebook compartir en twitter compartir en otras redes

Viernes, 7 Abril, 2017
Un hogar es salud.
Un hogar es salud. Así de simple. La calle no es lugar para vivir.

La esperanza de vida de las personas sin hogar está entre 42-52 años, aproximadamente 30 años menos que la población general. Por eso con motivo del Día Mundial de la Salud queremos volver a reclamar soluciones al sinhogarismo basadas en el acceso a la vivienda.

Las barreras de acceso a la cobertura sanitaria, el deterioro físico y psíquico que padecen las personas que viven en la calle, la escasez de recursos específicos para las necesidades de estas personas, etc. son algunas de las circunstancias que deben afrontar las personas sin hogar y escasas las soluciones para remediarlas. 

Los hábitos y condiciones de vida del sinhogarismo suelen implicar descanso insuficiente, una dieta poco equilibrada, falta de alojamiento y de higiene. A eso se debe sumar la estigmatización, las agresiones que padecen en la calle, el desempleo y la dependencia de sustancias, que agravan su situación y aumentan la incidencia de enfermedades.

Por ello en RAIS Fundación reclamamos:

- Es fundamental no olvidar que el derecho a la vivienda se relaciona directamente con la calidad de vida, la seguridad y la salud de las personas, de forma que interacciona con los demás derechos fundamentales.

- Un incremento de los espacios de recuperación de las personas convalecientes, enfermas crónicas y/o que precisan cuidados paliativos.

- Medidas eficaces para garantizar un acceso al sistema de salud a todos y a todas, especialmente a aquellas personas, ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho en situación de vulnerabilidad.

Un hogar es salud y el punto de partida para reconstruir una vida tras el impacto de haberlo perdido todo. ¿Empezamos por la vivienda?

Comparte en redes sociales con #UnHogarEsSalud